¿Por qué ser un miembro del club de golf?

Una de las cosas que disfruto de mis clases de golf es platicar con mi entrenador después de nuestra sesión.

Mi profesor es un hombre sencillo en su trato pero con un amplio conocimiento en esto del mundo del golf quien ha tenido oportunidad de viajar y conocer diversos campos de golf en diferentes partes del mundo.

Me comentaba que en un viaje que tuvo en el 2013 al Reino Unido se topó con la noticia de que la membresía del club de golf estaba cayendo en picada.

Esto se debía a los cambios en los patrones de estilo de vida que dificultaban en ese entonces a los hombres en particular alejarse de sus familias durante los fines de semana.

Por otro lado, las personas de todos los grupos demográficos estaban en busca de pasatiempos alternativos más rápidos y más baratos como el ciclismo, la natación y otros deportes.

Sin embargo, el golf soportaba obstinadamente la renuencia a cambiar.

Este dato me dejo pensando arduamente y si bien no puedo encontrar una serie de formas para que el golf invierta esta tendencia de forma automática al acelerar el juego y hacerlo más barato, sí vale la pena recordar a los golfistas ocasionales que dependen de una ronda cada quince días durante varios meses.

Al ser miembro de un club de golf no solo es gratificante para el juego de golf en sí, sino también de muchas otras formas que pueden no ser obvias de primera mano.

Por supuesto, ser miembro de un club de golf es costoso con tarifas anuales que van desde unos cientos de dólares (para poner una moneda internacional) hasta miles en los clubes más exclusivos.

Además, algunos clubes también solicitarán una tarifa de inscripción y numerosas personas para responder por su buen carácter y de repente todo el proceso se vuelve muy largo y no parece que valga la pena, tanto en el esfuerzo o el dinero involucrados.

Pero esta no es la norma: la mayoría de

los clubes tienen una atmósfera amigable y siempre buscan reclutar nuevos miembros por las mismas razones que mencioné al principio.

Mientras que los clubes más exclusivos no estarán preocupados por estas cifras, el típico club de golf de clase trabajadora está desesperado por nuevas caras, lo que resulta en tarifas más económicas y métodos de pago flexibles.

La membresía también te da derecho al uso completo de todas las instalaciones que un club tiene para ofrecer.

No solo el curso (o múltiples cursos), pero a menudo un campo de prácticas, putting green, tienda profesional y posibles extras adicionales como una mesa de billar y barra en la casa club con descuento bien lo valen.

Las casas club son famosas prácticamente en todos los países donde se practica el golf por su ambiente único y agradable.

La magia de estas casas club es que si bien no todos los clubes son iguales, la mayoría son oportunidades extremadamente acogedoras y actuales para hacer amigos de por vida.

De hecho, la atmósfera de la casa club es más importante que las clases de golf en sí para muchos miembros: las quejas ocasionales sobre el curso suelen atenuarse al darse cuenta de que la gente y no el curso, forman un club de golf.

Por otro lado, existen campos de golf que en sí ya son un paraíso y al ver los hermosos diseños de los campos que existen en el Reino Unido, realmente dan ganas de visitarlos como parte de un recorrido turísticos por su longevidad… y por supuesto su belleza.

Esperemos que todo esté mucho mejor y podamos seguir disfrutando de estos hermosos campos ya que estaré próximo a visitarlos.

Información: YouTube, PGA y Federación mexicana de Golf

Si te interesa el golf entra a PGA 

Categories: Uncategorized