Mis inicios como nómada digital

Hace dos meses comencé mi nueva vida como nómada digital ya que lo que más deseo es poder viajar por el mundo con algún empleo remoto que me dé para poder financiar mis viajes.

Si te estás preguntando qué es un Nómada Digital, la respuesta es sencilla. Un Nómada Digital es una persona que trabaja de forma independiente utilizando las herramientas digitales como computadoras, cámaras de video o fotográficas, celular y tabletas para hacer distintos trabajos como escribir, diseño, periodismo, fotografía, ventas, clases online, ilustración o diseño de páginas web.

Y la parte Nómada ¿Dónde está? Se refiere a esa persona que trabaja en distintos lugares sin estar mucho tiempo en un mismo tiempo. El nómada digital puede escoger alguna cafetería, biblioteca u oficinas coworking para poder trabajar. Lo bueno de todo esto es que no se limita a sólo laborar dentro de su ciudad, la ventaja de ser una nómada digital es que puedes trabajar desde cualquier parte del mundo. Animo Villalba es una chica que expresa en su blog que es un slow travel, una firma de viajar en la que podrás quedarte en un país de tres a seis meses conociendo su cultura y gastronomía mientras el ingreso que tienes por tu trabajo sirve para pagar tu estadía.

Como a mí me gusta mucho viajar decidí comenzar esta nueva vida y como soy escritora, lo único que necesito es un cuaderno, una pluma, y una tableta para pasarlo en limpio. Sinceramente me asustaba al principio y no sabía qué hacer o a donde ir pero conforme pasaron las semanas la práctica de ser nómada comenzó a ser más fácil y placentero, ya que he comenzado a conocer diferentes lugares de mi Ciudad que no conocía.

Al estar acostumbrada a estar en casa casi todo el tiempo, decidí comenzar con mi ciudad para después dar El Paso gigante de salir al mundo, pero en estos meses que he conocido mis alrededores puedo decir que me he sentido muy contenta.

Aunque suene gracioso he trabajo desde el área de comida de los centros comerciales, en librerías o bibliotecas o en parques donde existen mesas para poder colocar mi cuaderno y comenzar a escribir. Pero también he visitado lugares elegantes como cafeterías, restaurantes y hasta un cine cuyo estilo industrial junto con lámparas de cristal templado me ofrecían un momento de paz para realizar mis tareas.

Y lo mejor de todo es que he conocido sirios maravillosos que si no estuviera caminando por la Ciudad jamás los encontraría, edificios con arquitectura colonial, iglesias, parques escondidos y callejones fantásticos.

Si he podido conocer mi Ciudad de esta manera, me encantaría saber lo que podría encontrar en algún otro estado o incluso fuera del país. Necesito más estabilidad, constancia y sobre todo persistencia, no debo darme por vencida y continuar con este sueño, ya que deseo escribir desde algún lugar de Irlanda, mientras recorro las calles de Austria o mientras viajo en el tren bala de Japón.

Categories: Uncategorized