Cuando el empaque juega un papel importante para una empresa

El empaque en los productos juegan diversos papeles importantes.

El primero de ellos es buscar darle un presentación al producto que sea adecuada a la marca, que ayude a su preservación y diseño.

Esto es para brindarle un empaque para que el cliente final pueda identificar tu producto y llevarlo a casa.

Recomendaciones para un empaque eficiente

El otro tipo de embalaje es para su transportación y distribución en donde la forma de armar un contenedor hará la diferencia de que el producto llegue en buen estado a donde quiera que se envíe pasando por los diversos puntos de las etapas de distribución.

Saber qué tipo de cajas utilizar, que tipo de poliolefinas (envolturas) recurrir, la cantidad adecuada para armar un contenedor que no se vea afectado, etc., son parte de la logística para embalar los productos.

Y en estos casos es importante que las empresas tengan a bien considerar y evitar estos 2 errores que les cuesta no solo dinero, también prestigio, veamos:

1) Descuidar la logística de retorno

Algunas veces un producto tiene que ser devuelto. Pero así como las expectativas de los consumidores de entrega rápida y gratuita han aumentado exponencialmente en los últimos años, también lo han hecho las expectativas de los consumidores sobre lo fácil que debería ser devolver ese artículo.

De hecho, el 94 por ciento de los consumidores dicen que prefieren devolver los artículos utilizando el embalaje original.

El mejor de los casos: una etiqueta de envío de devolución prepaga está en su paquete.

Si por alguna causa el producto se devuleve, se tiene un punto de recogida y listo. Eso está funcionando bastante bien. Los consumidores están muy contentos con eso.

Pero hay una gran diferencia entre bastante feliz y francamente encantado.

La experiencia del cliente no termina cuando se entrega la caja, ni siquiera si un minorista se tomó la molestia de poner una etiqueta de devolución dentro.

Cada devolución es otro punto de compromiso con el cliente.

Debes reflejar el mismo enfoque y atención al detalle que cualquier otra parte de esa experiencia. No hagas que la logística de devolución sea una idea de último momento.

2) Sobreembalaje

Cuando piensas en empacar en exceso, probablemente estés pensando en una explosión de espuma de maní, esa es la pesadilla.

Pero más a menudo, el sobreembalaje parece pilas y pilas de cajas, un nido de almohadas de aire excesivas o un pequeño elemento que nada dentro de un contenedor de gran tamaño.

El 77% de los consumidores piensan que los envases reflejan los valores ambientales de la marca que compraron.

Los consumidores conocen el desperdicio cuando lo ven.

Conmemoración del Día Mundial de los Derechos de los Consumidores ...

Ese desperdicio se refleja negativamente en su percepción de un minorista y no solo en lo que respecta a la sostenibilidad.

Cuando llega un pedido en varias cajas innecesariamente grandes, los consumidores ven la ineficiencia.

Considera esto: los consumidores dicen que sus tres principales manías en lo que respecta al embalaje son problemas de eliminación, desorden y reciclaje molestos.

El envío de productos con demasiado empaque podría haber protegido los artículos que ordenaron, pero también indican que el minorista no está pensando demasiado en el consumidor, que tiene que hacer el trabajo sucio de deshacerse de todo ese material derrochador.

Categories: Uncategorized