Consejos para el regreso a la escuela

Los directores, maestros y niños se están preparando para el comienzo de un nuevo año escolar.

Vaya, eso me recuerda a mi infancia cuando me encantaba este momento porque llevaba todo nuevo: útiles, zapatos y hasta el peinado.

En mi colonia, todos los Colegios en Lindavista se veían llenos de vida con las caritas sonrientes de unos niños, preocupados otros y los menos llorando porque era su primera vez en un colegio.

Ahora… lo veo desde otra perspectiva, de hecho, del otro lado.

Ahora como profesora y directora de una escuela, me sigue gustando el comienzo de un nuevo año escolar. Hay emoción en el aire mezclada con sueños, desafíos, oportunidades y posibilidades.

Toda gran motivación para aprender.

Y con base en estos ya largos años de caminar en este sentido, te comparto 5 consejos que aprendí a NO HACER a lo largo de los años para asegurarme de que el comienzo del año escolar vaya bien para todos dentro de tu papel como autoridad escolar.

Espero que sean útiles para ti también.

1) ¡Todos están emocionados!

Es genial volver a estar junto con tu equipo y hablar de vacaciones, aventuras e incluso desastres.

No cometas el error de quejarte, chismorrear o culpar.

Asume el 100% de responsabilidad para cambiar tu escuela y satisfacer las necesidades de los alumnos. Te encantará lo que tú y tu equipo pueden lograr.

2) No es demasiado de tu tiempo libre.

¡Reconsidera la política de puertas abiertas! Esta fue una gran idea en el siglo XX, pero realmente no funciona hoy en día.

Otorgar tu tiempo de cualquier manera a otros significa que no tienes el control de tu tiempo y no te estás enfocando en las prioridades más importantes de la escuela.

Ciertamente estarás disponible para tu comunidad escolar, pero hazlo estratégicamente.

Bloquea los horarios de tu día y tu calendario semanal para enfocarte en los objetivos del Plan Estratégico.

NUNCA canceles estos horarios a menos que sea una emergencia real.

Programa horarios alternativos durante la semana para que las personas hagan citas para verte si te necesitan.

Otorgar poder a otros para resolver sus problemas o acudan a ti con una “solución sugerida” para discutir.

Fomentar el “poder para” en lugar de “sobreponerse” es una habilidad increíble para el Liderazgo del siglo XXI.

Recuerda, la comunidad escolar depende de que tú seas un estratega que siempre se enfoca en hacer crecer la escuela para atenderlos mejor.

3) No cometas el error de tener juntas por el hecho de tener reuniones regulares

Planifica las reuniones con un propósito estratégico o desarrolla resultados de aprendizaje profesional, no para diseminar información.

Planea las juntas cuando necesitamos que sean ágiles y flexibles, tus profesores lo apreciarán.

[Fuentes: YouTube ,Colegio Florencia Nightingale y Time Out México   ]

4) No te centres en lo que es urgente

Básicamente esto es gestión de crisis y debes dejar de hacerlo rápidamente. No solo esto no muestra liderazgo para tu escuela, te quemarás a ti mismo y posiblemente a otros.

Enfócate en lo que es más importante. ¡Administra tus distracciones! Organízate, programa tus prioridades, delega, supervisa, crea una lista de tareas y respira.

5) NO te preocupes por lo que no se hizo en el día

Siempre enfócate en lo que hiciste y celebra eso. Solo concéntrate en 5 o 6 tareas diarias y, antes de irte a dormir, piensa en las 3 cosas que hiciste y las 5 cosas en las que te concentrarás mañana.

Dormirás mucho mejor si lo haces.

Recuerda, si no lograste una tarea de alta prioridad, vuelva a programarla para el día siguiente o la hora más cercana disponible y asegúrate de hacerlo.

¡Siempre piense estratégicamente y serás un excelente director del siglo XXI!

Si quieres encontrar la mejor opción para este regreso a clases entra a Colegio Florencia Nightingale

Categories: Uncategorized