Cómo cocinar 3 tipos diferentes de granos de arroz

Una muy buena olla de arroz tiene la capacidad de transformar una cena humilde de verduras en una fiesta venerable.

El arroz es fácil de encontrar, económico y es una pizarra en blanco perfecta para la base de muchos platillos clásicos.

Una olla arrocera es útil si cocinas arroz (y otros granos) regularmente y si tienes espacio para almacenarla, pero en realidad no necesitas ningún equipo especial o ingredientes para cocinar una olla increíblemente simple y tierna de un arroz esponjoso.

De hecho, todo lo que realmente necesitas es una taza de arroz, una olla y una estufa.

Ahora veamos una de las tres mejores formas de cómo hacer arroz blanco de grano largo, arroz integral y arroces aromáticos, como jazmín y basmati en la estufa.

Tres métodos para el arroz

REFERENCIA: YouTube y Wikipedia

Muchas recetas de arroz dependen de las proporciones de arroz y agua.

Puedo cocinar la pasta con los ojos vendados, hacer sémola con facilidad y hornear papas.

Pero cocinar una olla de arroz en la estufa seguía siendo un misterio hasta que dejé de hacer malabares con la relación agua-arroz y en su lugar probé diferentes técnicas.

Una buena olla de arroz contiene una montaña de granos esponjosos y separados, sin importar el tipo de arroz o pozole.

Y no todas las variedades de arroz son iguales, por lo que no hay razón para cocinarlas usando el mismo método.

De esta forma, dependiendo el grano será el método de cocción y tiempos de ebullición en agua, por lo que asegúrate de tener una tapa bien ajustada.

Consejo: procura evitar echar un vistazo mientras se cocina el arroz, eso cambiará el tiempo de cocción y la tasa de absorción del agua.

Primero: enjuaga el arroz

El arroz, como los frijoles secos, es un producto agrícola, lo que significa que proviene del campo y del procesador con un poco de suciedad, escombros y, en el caso del arroz, almidón dentro de su empaque.

Enjuagar el arroz es la primera línea de defensa contra los granos gomosos, ya que lavas el almidón suelto y polvoriento que puede adherirse a los granos al cocinarlo.

Siempre usa un colador de malla fina para enjuagar el arroz con agua corriente fría, sin importar el método de cocción.

Método para arroz blanco, integral y basmati

  1. a) Para el arroz blanco de grano largo

El arroz blanco estándar de grano largo es el más adecuado para el método de cocimiento lento y a vapor.

Aquí el arroz hierve a fuego lento hasta que se absorbe por completo. Desliza la olla del fuego a vapor, y con una pasada rápida de un tenedor se esponjará y estará listo.

  1. b) Para el arroz integral

El arroz integral tiene un sabor a nuez y una deliciosa masticación. También tiene una reputación dura, a menudo queda con un cocinado gomoso o poco hecho.

Un método para este arroz es poner a hervir una olla grande de agua y agregar el arroz.

Ve revisando los granos hasta sentirlos suaves. Una vez que el arroz esté tierno y masticable, drena, devuelva el arroz a la olla y cocine al vapor.

  1. c) Para el arroz basmati o jazmín

Cuando el arroz aromático como el basmati o el jazmín se encuentran en el menú, usa el método pilaf.

Tueste el arroz en mantequilla y luego vierta en agua hirviendo. Cocina hasta que el agua se haya ido, luego caliente al vapor. El olor de los diversos granos perfumarán la cocina con un sabor tostado.

Resultado de imagen para arroz

Categories: Uncategorized