La posible nueva ley

No Comments

Hace dos días, mientras conducía hacia una tienda de arreglos de navidad, escuché una noticia rápida, casi pareciendo querer ser discreta, sobre un plan que existe entre el ejército mexicano y el gobierno de la nación para otorgar a las fuerzas armadas libertad absoluta de acción.

Al escuchar esta pequeña nota, decidí investigar un poco más sobre el asunto, ya que algo de esta naturaleza podría traer muchos cambios muy importantes al país y podría, de una u otra forma, cambiar completamente el funcionamiento de éste, para muy bien o para muy mal, por lo que hay que atender muy de cerca de esta situación.

La constitución de los Estados Unidos Mexicanos de 1917 indica que las fuerzas armadas son una organización diseñada exclusivamente para la defensa nacional ante fuerzas extranjeras o movimientos cuyo objetivo sea desestabilizar a la nación en cualquier forma, como guerrillas de cualquier tipo o incluso un intento de golpe de estado.

A lo largo de nuestra historia contemporánea, es decir de 1917 en adelante, hemos visto en varias ocasiones situaciones donde el ejército mexicano ejerció su autoridad y su  labor para con el estado, situaciones donde la policía estatal o federal no podían encargarse del asunto individualmente, como la represión estudiantil del 68, la rebelión en Chiapas del subcomandante Marcos y, por supuesto, la situación terrible que se vive el día de hoy con el narcotráfico, una situación que, para ser honestos, el ejército con su considerable fuerza no ha podido contrarrestar de forma efectiva, debido a las excelentes armas del enemigo y a la corrupción de algunos miembros de las fuerzas armadas mexicanas.

Vale la pena analizar los motivos del presidente Enrique Peña Nieto para impulsar esta ley que les dé acceso a hacer a un lado a la policía y a poner al ejército a resolver todas las situaciones, ya que la respuesta a esta pregunta puede ser la realidad de la situación en los Estados Unidos Mexicanos.

ley-mexico1Al investigar un poco más sobre este tema, me di cuenta que esto es algo que en efecto está sucediendo y está aconteciendo parcialmente en secreto, para no causar un caos de pánico social, ya que a los países democráticos es evidente que no les gusta que el ejército tenga poder.

Esto es en gran medida porque Latinoamérica ha sido una región con muchos problemas de esta naturaleza cuando el ejército toma más poder que le corresponde o todo el poder, en muchos de los casos de muchos países de esta región.

El resultado de esto ha sido lejos de favorable, ya que los ejércitos latinoamericanos nunca han sido de primer nivel, tanto en el plano militar como en el plano ético, por lo que se cometen miles de atrocidades sin explicación alguna, como fue en el caso de las dictaduras militares de Chile, Argentina, República Dominicana, El Salvador y muchos otros.

En lo personal, yo soy absolutamente pro-ejército, sin embargo, no sé si confió en las fuerzas armadas nacionales.

Categories: Uncategorized

La amenaza

No Comments

El día de hoy fuimos a una presentación de un nuevo crédito automotriz de la empresa de unos socios, cuyos servicios en este plano muy probablemente contratemos en masa para aumentar nuestra flota de mensajería, que opera hoy en día en mas de seis países, por lo que naturalmente con el incremento de la demanda nos es necesario incrementar nuestros sistemas logísticos para asegurar la satisfacción del cliente.

Al estar en aquella prestación, escuché de un amigo mío norteamericano hablar acerca del avión nuclear chino que voló el día de ayer por las islas del Mar de China y por el sureste asiático, dando un mensaje claro a la administración del nuevo presidente electo, Donald Trump.

La aeronave es de tipo H-6K Xian, una aeronave diseñada para participar en ataques  de tipo nuclear a larga distancia, lo que significa que puede llevar medidas apocalípticas a lugares lejanos del mundo y acabar con naciones enteras en el peor de los casos, sin embargo, el mensaje de Beijín fue interpretado por muchos como una amenaza directa a los portaaviones norteamericanos en la región.

Esta demostración de fuerza demoledora se debe, por supuesto, al ridículo motivo de la llamada que contestó a la líder de Taiwán con el motivo de felicitar a Donald Trump por su victoria en las elecciones presidenciales, algo que al futuro mandatario norteamericano se le hizo cortés hacer, aunque se rompiera la tradición del favor chino.

Si me pareció una exageración política el drama del partido comunista chino ante el tema de la llamada telefónica entre Taiwán y Washington, lo es más esta demostración de fuerza nuclear china, particularmente si ésta estaba dirigida a los portaaviones norteamericanos, ya que no se necesitan bombas nucleares para hundirles.

imagenLa razón por la cual China es tan insistente con amenazar la presencia de los portaaviones norteamericanos se debe a que las fuerzas armadas del dragón rojo son de la opinión de que los americanos son demasiado dependientes de sus portaaviones para poder operar militarmente en el Mar de China.

No obstante, los chinos deberían de saber que la armada norteamericana podría operar desde Hawai o inclusive desde las islas Midway con submarinos de propulsión nuclear, de donde se podrían lanzar misiles de todo tipo, incluyendo nucleares, hacia cualquier blanco en la región del sureste asiático, inclusive a la misma China, sin necesidad de perder ni un solo hombre.

Esto es algo que estoy seguro que las autoridades militares chinas tienen perfectamente bien contemplado, tan es así que el gobierno de aquel país ha invertido fuertemente desde el año 2000 en poderosas flotas de submarinos nucleares, precisamente para contrarrestar esta capacidad absoluta de los Norteamericanos.

Por esta razón, me parece que las señales de Beijín son inadecuadas o intentan atraer la atención norteamericana ante un lugar equivocado para después, cuando verdaderamente venga la tormenta, China pueda atacar los blancos más peligrosos, que son los submarinos, sin que estén adecuadamente protegidos.

Categories: Uncategorized

Emergencia nacional

No Comments

El día de ayer por la mañana, al estar caminando por la calle, cerca de una gran tienda de venta de sillas plegables donde hacemos compras a volumen para nuestros eventos anuales que se llevan a cabo en las fábricas, leí en las noticias sobre un secuestro en Monterrey a un bebito de tan solo dos meses de edad, algo que me hizo detenerme por unos momentos para digerir aquella nota.

Lo primero que sentí fue un dolor en la boca del estómago parecido a aquel de la gastritis cuando esta es fuerte, después de haber consumido algún irritante que el estómago no acepta.

Algunos segundos después este dolor se calmó y todo fue remplazado por un profundo sentimiento de odio, un odio difícil de describir, el tipo de odio que no puede ser extinguido por el fuego ni por la sangre, elementos que probablemente lo harían aún más grande y un tanto adictivo después de su bautizo, como suele suceder en el caso de cuando la sangre se derrama por alguna causa.

Después de aquel sentimiento de rabia entró una fría reflexión sobre este tema y entendí que en este país verdaderamente hay unas llamas que crecen todos los días, por nuestra inactividad ante el crimen organizado, unas llamas que crecen de a diario por la falta de unión del pueblo mexicano ante una amenaza que pone en riesgo el bienestar de toda la nación.

foto-31El crimen organizado y el narcotráfico no es algo que afecte a tan solo una parte de la sociedad, o a un solo sector (que aunque fuera así deberíamos de reaccionar), sino que es una plaga que afecta a toda la sociedad de una manera igualmente dañina.

Anteriormente el crimen organizado afectaba generalmente a las clases altas y de recursos económicos elevados; sin embargo, ahora afecta todos los sectores sociales sin ningún tipo de segmentación, algo que está volviendo a este país en uno anárquico, donde la ley no existe y la seguridad es tan escasa como la nieve en el desierto.

Si las autoridades no defienden al pueblo y el gobierno se dedica a estafar a su gente, entonces el pueblo tiene el derecho de tomar justicia por sus propias manos y defenderse por sus propios medios con el mismo salvajismo que los criminales operan.

Esto significa que por cada ciudadano que caiga deben caer 15 criminales y sus asociados, en un modo en que el pueblo entero se declare en estado de guerra en contra del crimen organizado.

En un país que se encuentra en la situación en la que se encuentra México, debemos deshacernos de instituciones irrelevantes o de aquellos quienes abogan por los criminales, empezando por los Derechos Humanos, una institución que no ha permitido que el pueblo de México consiga su libertad de si mismo, ya que esta institución es la que presiona a las autoridades a actuar contra las personas que defienden su casa, su familia y sociedad.

Categories: Uncategorized